lunes, 20 de febrero de 2012

DE CÓMO LA WELLS FARGO DESAPARECIÓ EN COYOACÁN (Technical Ecstasy) publicado en CulturaBlues Feb2012

Viajar a través de la zona sur de la ciudad siempre me ha resultado muy placentero, aún a pesar de que con el devenir de los años esta zona se ha sobrepoblado de automovilistas adormilados o encelularados que, sin importar nada de lo que ocurra afuera no despegan los ojos de la pantalla de su celular; En fin, decía que siempre me ha gustado la zona y más en aquellos años en que comencé a viajar solo a lomos de delfín con rumbo a la prepa, subirse al camioncito aquel de grandes ventanales a eso de las dos de la tarde era sencillamente maravilloso, el sol pegando de costado obligaba a los pasajeros que encontraban asiento junto a la ventana a cubrirse la cara con lo que pudieran (ni pensar en esos años en bloqueadores FPS2000),para después de un adormilado viaje, llegar a la calle de Hidalgo (que viene siendo la prolongación de Héroes del 47) y bajarse en la esquina en donde se encontraba una carnicería y justo enfrente una agencia de autos con una carcachita original de los años veinte.





Siempre procuro cruzar cuando el semáforo lo indique, me precio de ser un buen peatón, pero en aquella ocasión un accidente vehicular en la esquina por donde siempre cruzaba me obligó a hacerlo por detrás del camión como a veinte metros del cruce oficial, fue entonces que al levantar la vista encontré la fachada de un lugar que de inmediato llamó poderosamente mi atención, justo a un costado de la agencia de autos se ubicaba una cafetería que se llamaba pomposamente “Hostería Aramís”, que a esa hora de la tarde se preparaba para recibir a sus clientes vespertinos, de aquellas instalaciones salía el ruido de una batería y una guitarra eléctrica, mis pasos se detuvieron momentáneamente frente a la fachada del lugar, quedé como hipnotizado al descubrir que el rock que tanto nos gustaba podía escucharse en vivo y a todo color, cabe aclarar que yo era un adolescente con pocos (poquísimos) recursos económicos y aunado a ello además era estudiante, así que escasamente lograba juntar algunos ahorritos que después gastábamos en pequeños gustos que nos dábamos mi hermano y yo. ¿ Entrar a consumir alguna malteada o algún pastelillo? …¡Ni pensarlo!

¿Notaron que mencioné la palabra “Malteada”? ¨Pues sí, efectivamente, en la famosa Hostería Aramís, se dedicaban a eso precisamente, preparar y vender malteadas, sodas, papas a la francesa, hot-dogs y creo que también hamburgesas, así era en aquellos tiempos, nada que ver con las “Chelerías” o “Antros” de hoy en donde te adulteran hasta el hielo, no señor aquellos años fueron de una “fresés” que espantaba, ¡La ñoñez por todo lo alto!







Pero en medio de tanta mermelada y después de ahorrar lo suficiente logramos entrar a nuestro primer encuentro con el rock tocado en directo, ahí justo enfrente de nosotros tocaba una banda que se hacía llamar “Wells Fargo”, no recuerdo bien a bien que estaban interpretando, lo único que recuerdo es que salimos del lugar con la plena disposición de repetir la experiencia lo antes posible!

Y así lo hicimos durante un buen rato, un nuevo mundo se abrió a nuestros pueblerinos ojos, logramos encontrar la cura a nuestra adicción, locales como aquella Hostería sin duda serán recordados por muchísimas parejas que se enamoraron a ritmo de covers de Los Creedence, Rolling Stones, Grand Funk, Doors y por supuesto de los Beatles (la especialidad de la casa aún a la fecha en su local de Av. Plutarco Elías Calles)







Por aquellos años como ya comenté, teníamos la costumbre de ahorrar para comprarnos después algún disco u objeto de nuestro ilimitado deseo, chamarras de la U.S. Army (tan de moda entre los pacifistas), algún balón de basquetbol, lentes Ray-Ban de fayuca y otras chucherías que no se conseguían fuera del mercado de Tepito, al cual había que acudir como en operativo policiaco, esto es: entras, compras y sales sin detenerte a curiosear y a paso más que veloz, si no querías arriesgarte a que te dieran “baje” con lo poco que llevaras.







Fue en uno de nuestros acostumbrados “operativos” en que escuchamos que, en un local de discos importados, tocaban a todo volumen un disco que nos cautivó y que intentamos comprar con el dinero que llevábamos para un abrigo militar, el álbum se llamaba “Tokyo Tapes” y era un concierto del grupo alemán Scorpions, grabado en vivo y reproducido desde aquel tornamesa en plena calle de Tenochtitlán era en verdad A.L.U.C.I.N.A.N.T.E., el dueño del changarro aquél obviamente sabía la joyita que tenía en sus manos, tan es así que no acepto vendernos el dichoso álbum por ningún concepto, así que salimos del barrio bravo medio desilusionados, sin abrigo militar (ése día no se puso nuestra marchanta) pero con un nuevo objetivo en mente: “Tokyo Tapes” tenía que estar en nuestra colección!

Lamentablemente eso no sería tan fácil de lograr (de la historia de éste álbum les contaré en la siguiente entrega) así que tuvimos que conformarnos con gastar nuestro dinerito en un disco de Black Sabbath titulado “Technical Ecstasy” el cual francamente nos decepcionó, esperábamos mucho de éste material y lamentablemente sólo encontramos unas rolitas mediocres con muchos sintetizadores que no tenían que ver en nada con el sonido obscuro y “heavy” al que nos tenían acostumbrados los pesados metaleros de Birmingham,



el disco incluía los temas: Back Street Kids, You Won't Change Me, It's Alright, Gypsy, All Moving Parts (Stand Still), Rock 'n' Roll Doctor y otras para un total de casi cuarenta minutos de decepción, de nada sirvió que en los créditos aparecieran los nombres de Ozzy Osbourne y Tommy Iomi, así las cosas y en lo que juntábamos nuestra lanita para un nuevo disco, un buen día al pasar por el entronque de Tlalpan y División del Norte descubrimos un nuevo café rockero que se llamaba “Idus de Marzo” en clara alusión al grupo musical de los años setenta y cuyo mayor éxito fue una rolita con metales titulada “Vehículo”, encontramos pues, casi sin quererlo un nuevo y obscuro puerto para nuestros barcos rockeros región 4. ¿Qué fue de esos lugares? Pocos lo saben o lo pueden intuir, su trágico fin tuvo que ver con la modernidad y la entrada en vigor de leyes más permisivas que facilitaban la venta y el consumo indiscriminado de bebidas embriagantes con las consecuencias lógicas, pleitos, escándalos, accidentes, quejas vecinales y clausuras levantadas a billetazos, la modernidá pué mi hermano, ¿Qué le vamos a hacer?





Bibliografía y links:

http://www.google.com.mx/imgres?q=black+sabbath+technical+ecstasy&hl=es&sa=X&tbm=isch&prmd=imvns&tbnid=e4oBWTcS-bq1eM:&imgrefurl=http://elataquedelmothman.blogspot.com/2011/04/black-sabbath-technical-ecstasy.html&docid=Q-n-KREExcFoBM&imgurl=http://3.bp.blogspot.com/-KldnfG9ymTg/TbiseTiZcAI/AAAAAAAADdk/-qvGWgkfMt8/s1600/Black_Sabbath-Technical_Ecstasy-Frontal.jpg&w=953&h=953&ei=-zEfT966KovKrAeK4qCgDA&zoom=1&iact=hc&vpx=81&vpy=125&dur=10234&hovh=224&hovw=224&tx=103&ty=136&sig=115251769072571536531&page=1&tbnh=109&tbnw=109&start=0&ndsp=19&ved=1t:429,r:0,s:0&biw=1024&bih=571

http://es.wikipedia.org/wiki/Tokyo_Tapes

http://rockalarockger.blogspot.com/2009/06/material-extra-los-idus-de-marzo.html

www.youtube.com/watch?v=_EBMo8xHGNs

http://www.color96.com/lunesabeatles/?p=76

http://www.remarkablecars.com/main/dodge/1920-dodge.html

http://www.comunicacampeche.com.mx/Php/noticiacomlocal.php?id=75580

http://www.vintagetrends.com/military/thumbnails.asp?MC=Military+Vintage&CA=Men&SC=Jackets%2FCoats&ST=M-65

http://www.mapasmexico.net/googlemaps-tepito.html

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos
Es grato leer algo en lo uno estuvo involucrado hace tanto tiempo, yo fui musico del Idus y compañeros mios del famoso Aramis. Ojala se pueda recopilar mas informacion de aquel entonces y aquellos lugares.

Unknown dijo...

Hola. Creo q mi mensaje anterior no se publicó, te comentaba q forme paete de uno de los grupos que tocaron en el Idus de marzo y en el Aramis de division. Me da gusto saber que hubo gente q al igual q nosotros le gusto esa epoca y lugares. Saludos

Unknown dijo...

El Aramis fue igual el primer lugar de rock en vivo que conoci. Y me encanto. Fui muchas veces. Alguna vez shi vi a la Botellita de Jerez. Cantando eso de "te gusta a ti ese son" jajaja
Muchos recuerdos muy padres
Gracias

Anónimo dijo...

Guau! yo también fui a esa hostería a escuchar a Wells Fargo con el guitarrista Pepe Mussel que fue mi ídolo durante mi adolescencia y de ahí me hice guitarrista profesional, seguramente el destino quizá nos puso cerca sin conocernos porque también iba a la calle Tenochtitlan de Tepito a surtirme de discos que no encontraba en otros lados y menos a los precios accesibles que ahí tenían, no sé si fue mejor época pero sí disfruté de la música de rock con todos mis sentidos como nunca en aquellos años ya tan lejanos y muy diferentes al actual, suelo pasar por ahí porque son rumbos cotidianos debido a mi círculo de acción pero definitivamente muy cambiado y nada o casi nada de aquella esencia permanece, solo los recuerdos de algunos. Saludos