martes, 15 de mayo de 2012

EL DÍA QUE NOS “CHAMAQUEARON” EN EL ESTADIO AZUL (Highway Star)


Publicado en revista electrónica Cultura Blues Mayo de 2012
http://www.culturablues.com/
No quisiera ser indiscreto conmigo mismo, ni pecar de exhibicionista digital pero he aquí que para celebrar mi mayoría de edad y después de instalar en varias ocasiones mesas de negociación y diálogo intrafamiliar, logramos obtener respuesta favorable al único punto de nuestro pliego petitorio: Logramos el permiso necesario para acudir al Estadio del INDE (hoy estadio Azul) con la única finalidad de disfrutar del concierto que para entonces algún pseudo-promotor había organizado.

Se trataba de la presentación en México de uno de nuestros grupos favoritos: DEEP PURPLE, imposible perdérselo.

Deep Purple

La buena voluntad de ambas partes logró lo que nunca antes nadie en la familia había logrado, o sea: obtener el mentado permiso (sólo el permiso, aclaro) para acudir al conciertazo, no sin antes firmar un convenio de voluntades que nos obligaba a cumplir un clausulado leonino del cual puedo recordar algunas de sus partes y que más o menos decían así:

a) Nos comprometemos a no llegar tarde (en aquél entonces tarde significaba pasada la medianoche)

b) Nos comprometemos a no ingerir ninguna sustancia alcohólica

c) Nos comprometemos a no fumar ningún tipo de cigarrillo extraño o conocido

d) Nos comprometemos a no volver a pedir permisos de ésta índole

e) Nos comprometemos a obedecer sin chistar

Por la otra parte (nuestros padres) se comprometían a hacer valer todo lo anteriormente convenido, so pena de revocar el citado permiso, (o futuros permisos si fuese el caso) sin aviso previo.

Abriendo el evento se presentaría la banda mexicana Dug Dugs y en el inter el famoso Jim Dandy y su Black Oak Arkansas, la presentación no podía haberse programado en mejor fecha: El mero día de mi cumpleaños!!! …Genial, no?

Por aquellos años se comenzó a utilizar la venta electrónica de boletos para conciertos, la empresa “boletrónico” fue de las pioneras en comercializar de ésta manera las entradas a los aún escasos eventos rockeros.

Me es difícil recordar con precisión los costos y lugares en donde, después del consabido ahorro, compramos los tickets que nos permitirían ser testigos de uno de los más vergonzantes episodios en nuestra escena rockera.





La tarde pintaba para ser soleada, nunca supusimos que esa noche habríamos de sufrir nuestro primer “chaparrón” a la intemperie y mucho menos que en el escenario, horas más tarde habría de cometerse un acto tan perverso y fraudulento que rompió el corazón de cientos de verdaderos aficionados al buen rock .

Estacionamos el auto en plena avenida de los Insurgentes, sólo tuvimos que avanzar y esperar lugar pegado a la banqueta con rumbo al sur (cosa que en la actualidad se antoja como leyenda urbana), pero fue cierto, de verdad no había “franeleros gandallas”, ni desconfianza por dejar el carro a merced de los “ratotas”, ni se comercializaban partes robadas de “Vauxhall”, ni siquiera existía la remota idea de que en algún momento desaparecería el camellón central para dar paso al Metrobús, la ciudad os repito: era realmente nuestra!



Caminamos hacia la entrada que nos marcaba el boletito aquel y desde ahí nos dimos cuenta de que aquello estaba organizado con mucha buena voluntad pero con una gran carencia de ideas logísticas, la genial idea de los organizadores consistía en que, en la mera puerta de acceso te revisaran a efecto de que no portaras armas o botellas de contenido sospechoso, mientras te revisaban la muchedumbre, detrás del asistente se agolpaba e iba empujando para entrar hasta que en algún momento simple y llanamente se desbordó hacia el interior, quedando pasmados los elementos (poquísimos) de seguridad, a los cuales no les quedó más que hacerse a un lado para no ser aplastados por la raza.

Llegamos en el momento que comenzaba la presentación de Black Oak Arkansas, banda de origen Estadounidense y que tomó el nombre precisamente del lugar de origen de su cantante y “frontman” Jim Dandy Mangrum, esta agrupación sufrió muchos cambios en su alineación, pero sin lugar a dudas era la presencia de Jim y su tabla de lavar la que resaltaba en el escenario, aquí cabe aclarar que en realidad la única pieza que nos motivaba para escucharlos era “When Electricity Came to Arkansas”, rola que en cientos de ocasiones habíamos escuchado en el programa radial que llevaba por nombre “vibraciones” y que ya en otra entrega comenté.

                                                                    Jim Dandy

El sonido en el lugar realmente era, por decir lo menos, pésimo, el lugar que nos tocó fue en alguna de las gradas del lado sur y que nos quedaban como a miles de cabezas lejos del escenario, que a lo lejos, más parecía una cajita como de cartón mojado tirada a la mitad de la cancha, nada que ver con los escenarios actuales que tienen pantallas gigantes de chorromil leds e infinitos De-pe-is, luces robóticas computarizadas, sesenta sistemas de audio por lado, plataformas que se elevan y tantas lindezas que hacen que hoy por hoy la vida (y los conciertos) valgan la pena vivirse.


Ya oscureciendo y después de múltiples fallas en el audio (me imagino que aquí nació la costumbre de ponerle masking tape a los cables, para que no los jalen con los pies) apareció en escena la banda esperada por todos: DEEP PURPLE!! ; Suenan los acordes lejanos de “Smoke on the Water” y como si se tratara de un conjuro el clima empezó a cambiar, comenzaron a escucharse truenos y relámpagos mientras que las nubes se agrupaban sobre el estadio, sorprendidos rockeros comienzan la rechifla, abajo en la cancha comienzan a volar objetos, el público abuchea a los ¿músicos?, la banda sigue tocando por espacio de unos30-40 minutos y ya no pueden sostener la farsa, la muchedumbre se pone furiosa y derriban las porterías de gol de campo (el estadio INDE estaba destinado al futbol americano), pedazos de pasto se ven volar hacia el escenario, así como botellas (¿¿botellas??) salidas quien sabe de donde, la lluvia cae a torrentes, moja nuestros flacuchos cuerpos hasta el tuétano mientras el público decepcionado sale por montones del estadio azul, estadio que desde entonces parece predestinado a vaciarse antes de tiempo, no importando que se presente la “Diosa de la Cumbia” o alguna escritora ansiosa de ser viuda.

Caminamos a la salida, en las bocinas suena “Highway Star” mientras que detrás del escenario la pirotecnia festeja iluminando la noche, anuncia al mundo que el gran fraude se había consumado, “conciertumatum est”.

El falso Deep Purple, lidereado por su primer vocalista, un sujeto de nombre Rod Evans y la empresa “Música es Amistad” se confabularon para engañarnos, triste pero cierto, después de tantos años esas cosas siguen pasando en México.



                                                                     El Falso Deep

La historia es cambiante y nuestra realidad avasalla cualquier intento por frenar el avance de la modernidad; Nuestro convenio fue cumplido a cabalidad, efectivamente Llegamos antes de medianoche, no ingerimos ni siquiera unos tacos en el camino, obedecimos sin chistar (es decir, sin hacer chiste de ello) y nunca, pero nunca más volvimos a pedir permiso para ir a conciertos, simple y sencillamente íbamos a los conciertos sin pedir permiso,-así no cabría la posibilidad de revocación- Chicanadas le llaman los abogados, en fin: Todo sea por el Rock!!

A propósito de cumpleaños, es obligado agradecer a quienes tan amablemente nos siguen a través de Cultura Blues, la revista electrónica que nace y crece al cuidado de José Luis García y de su hijo José Luis (DJ James), acompañados en el camino por un nutrido grupo de entusiastas colaboradores no necesariamente inmersos en el mundo blusero de nuestro país.

Desde éstas líneas reafirmamos nuestro compromiso con todos aquellos amantes del blues y sus géneros derivados, llámese Rock, Punk, Ska, etc…en el camino andamos.

¿Quién dice que el blues es triste? ¿Quién se atreve a decir que el camino de una música debe necesariamente ser triste? Triste el pasado lleno de injusticias, tristes lo que sufrieron la esclavitud, tristes aquellos que se van quedando en el camino, tristes los monumentos fríos, tristes los que no hacen nada por los demás, pero…¿nosotros? …¡JA!

BLUES Y FUERZA!!!

Bibliografía y Links:

http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&NR=1&v=QyAE754yU0U

http://es-us.musica.yahoo.com/blogs/blogcanrol/alguna-vez-se-present-en-mxico-una-copia-pirata-de-la-banda-ms-ruidosa-del-planeta-deep-purple.html

http://avaxhome.ws/music/rock/hard_rock/New_Deep_Purple_1980.html

http://lomejordelosmedios.blogspot.mx/2011/03/deep-purple-en-el-bombardeo-del-demo.html

http://www.goetiametal.com/reportajes/momentos2.html

http://a323.yahoofs.com/ymg/blogcanrol__8/blogcanrol-786114258-1298302726.jpg?ymGsBmED_1I0RFg0

12 comentarios:

Ana González dijo...

Me hiciste recordar los convenios de voluntades que ya había olvidado. Si me lo permites tomo un par de puntos de tu clausulado leonino, para hacerlos cumplir ahora en casa. Ya no recordaba esos detalles de casa.

Anónimo dijo...

Amigo: mis hermanos que en ese entonces tenían 18 y 20 años fueron también a ese concierto, yo lo recuerdo bien aunque era un chiquillo de 10 años, recuerdo sus comentarios al día siguiente sobre su decepcionante experiencia. Era obvio que yo conocía la música del Purple ya que sonaba en el Estéreo Zonda, que teníamos en casa, sin embargo debido a mi corta edad, era impensable que yo pudiera asistir a tan magno evento (tampoco Queen en el 81) Felicitaciones por tu blog y las fotos, siempre quise ver cómo se veía el escenario y una foto de ese concierto. Por cierto los años siguientes pudimos ver (ahora si me incluyo) Al verdadero Deep Purple aunque sin Ritchie Blackmore en el palacio de los deportes y auditorio nacional y plaza de toros. Saludos y que viva el rock !!

Unknown dijo...

Amigos....pues yo fui a ese concierto con mi amigo Javier. Llegamos en su coche, un Ford Falcon entramos al concierto, era la tarde, entonces me dice que nos quedáramos enfrente de donde tocarían, pero le dije que no, que lo mejor seria irnos a la tribuna, en la parte de atrás, cosa que nos quedaba lejos, pero a regañadientes acepto, y elegimos unos asientos que tenían techito y eran para dos personas, no nos imaginábamos lo que pasaría a continuación, abrió un grupo mexicanos y hasta ahí todo iba bien, hasta que la gente comenzó a exasperarse, recuerden que no había conciertos en México, nos tenían castigados desde Avándaro (al que fui también de 16 años y solo).
En fin, la gente no estaba educada para experimentar tanta energía y tanta gente junta y comenzaron a romper el pasto Y a aventarlo de un lado para otro, era una guerra entre los chavos, y en el escenario una chica decía al micrófono "muchachos pórtense bien" y que le empieza a llover pasto botellas y de mas.
Hasta aquí todo iba bien y el pasto desapareció y se quedo la tierra, aparece el segundo grupo y todo bien, pero que comienza a llover y cayo un diluvio, el caso que mi amigo agradeció mi decisión de sentarnos alejados y cubiertos por el techito, pues no nos mojamos y quedamos lejos de la guerra campal de pasto.
Entonces todas las persona que estaban frente al escenario estaban llenas de lodo, ja ja, El espectáculo al obscurecer de lejos era este " Un gris lleno de (neblina), por el calor humano, en el centro sentados en el lodo y en las orillas parados cosa que se veía hermosisimos, parecia como si fuera una vista de las películas de Harry Potter, de vez en vez recuerdo esa vista, y al fondo las luces del escenario.
Les seré sincero, estábamos lejos que no veíamos si eran los originales Deep Purple, pero no nos importo ya que estábamos seguros y secos.
Al terminar nos salimos rápido y corrimos al auto y al cruzar Insurgentes hacia el oriente vimos como la gente iba caminando sobre Insurgentes hacia el Norte invadiendo toda la Avenida , todos llenos de lodo y empapados. Después supimos que destrozaron en su camino muchos negocios los saquearon, salio en las noticias y pues si no había conciertos, púes con eso menos.
Muchas gracias, esa fue mi experiencia.
AF

Unknown dijo...

Yo también estuve ahí. Fui de los "vigilantes " que revisaban no pasar botellas de vidrio y cinturones con hebilla grande (por las peleas). Las instrucciones que nos dieron fue, no dejar pasar artículos que pudieran lastimar. Pero "churros" pa los cuates, pasaron sin problema.
Recuerdo que fui invitado por un amigo de un club de karate "Okinawa".

Si hubieron portazos, que se controlaron en cuanto se pudo. Yo en realidad, quería ir al concierto. Pero debía cumplir mi cometido porque no pague boleto.

Llegué tarde al concierto, pero me tocó lugar VIP (dirían hoy). Estuve recargado en las bocinas arriba del escenario.

Los postes de anotación se cayeron porque la gente se subió en ellos, no los tiraron. Recuerdo que se oyó un gran murmullo y al voltear, se estaba cayendo la "T" del lado derecho del escenario con todos los invasores. Y más tarde la "T" del lado opuesto con el mismo murmullo de angustia.

También es cierto que Deep Purple salió del escenario por falta de garantías. Fueron a los vestidores, pero los aplausos los obligaron a regresar...

Tuve la oportunidad de bajar a los vestidores, al tiempo que ellos regresaban. Los encontré en el pasillo cuando volvían. Pasaron al lado mío a 10 cm. de mi cuerpo. Y ahí me dí cuenta que NINGUNO era parecido a las fotos del los álbumes de los discos que yo aún conservo.

Lo curioso es que mi último concierto de ROCK fue aquí en Zacatecas. Con Ian Guillan demasiado mermado y por fallas en la publicidad. Regalaron los boletos de última hora.

http://zacatecasonline.com.mx/espectaculos/45535-deep-purple-zacatecas

Wall Joseph dijo...

Yo tambien asisti y fui de los que estaban frente al escenario que cuando empezo la lluvia e iniciarse el tumultuo de gente que brinco la malla que protegia el escenario yo me brinque y se me desgarro un calcetin pero no me importo porque estaba debajo del entarimado tapandome de la lluvia , y aunque no era el deep purple que esperabamos ver ,lo disfrute lo que nunca supe era el nombre del guitarrista que traia black oak , era increible!!!

Anónimo dijo...

Wall Joseph: El guitarrista de Black Oak Arkansas en ese concierto era Shawn lane, por ciertoya fallecido.
Yo también estuve ahí, fué mi primer concierto y mi primer viaje al DF desde provincia (y solo), e igual que tú lo disfruté a pesar de que no eran los músicos originales.
Dicen que recordar es vivir, sus comentarios me hicieron transportarme en el tiempo.
Un abrazo.

Becky CL dijo...

Aunque yo también estuve en ese concierto, la anécdota es que mi marido (al cual en aquel entonces no conocía aun) y sus amigos se llevaron a los de black oak Arkansas de borrachines!!! les pasaron muchas cosas (incluyendo un choque y tenerselas que ver con la policía) por lo que seguramente, nunca habrán olvidado su visita a México!!!

The soldier dijo...

Yo estuve en ese concierto y quizás porque estuviste en las gradas brother a mi me toco en la esplanada y hubo mucho destrampe estaba muy chavo pero me gustaba y me gusta el rock me toco ver un buen de droga alcohol lo que más me incomodo fue que estando con los dug dugs observe bastantes extranjeros y los paisanos empezaron a arrancar el pasto y aventarselo a las damas de apariencia extranjera y por ahí salieron a relucir cámaras como de reporteros y filmaban todo los desmanes principalmente de los paisano algunos hasta con cemento drogandoce t no porque yo fuese un santo porque ya andaba alcoholizado como quiera fue una decepción el grupo esperado

almalo dijo...

alfredo y tanbien asisti a ese pseudo concierto del deep era un chamaco pero era un admirador del grupo y realmente fue una decepcion tienen razon el que se llevo el concierto fue el grupo boa y havia de todo yo sali antes del concierto sumamente molesto ivamos mi hermano gustavo y mi novia marichuy con el paso del tienpo logre ver al original deep y no se inmaginan que agazajo es ver al grupo original

hetoru2s dijo...

Mi primer concierto. Yo fui nada más para ver si escuchaba el Made In Japan, ya de perdida el Made in Europe. Un fracaso total. Nos quitaron todo en la entrada. Se armó el portazo, cerraron un momento la puerta y algunos tuvimos que saltarnos para poder entrar. Ya dentro, directo a la cancha, que ya estaba algo poblada. Me sentí como en los conciertos que veía en alguna que otra película de rock. Comienzan los Dugs Dugs, ni quien los pele. El alcohol y las drogas comienzan a hacer estragos, muchos no sabían no en dónde estaban. Sale Black Oak Arkansas. No se entendía nada. Ruido y sólo ruido. Ya ni me acuerdo si La electricidad llegó al estadio. Comienza la lluvia, la gente se levanta, se sienta, se levanta, se empuja. Slam involuntario. Abandonó la zona de cancha con una ceja abierta que da fe de mi estancia en dicho lugar. Pasto y lodo por todas partes. Comienza Deep Purple, pésimo sonido, horribles luces, los músicos en lo suyo, hacer ruido. Ni sé lo que tocaron. Fin del concierto. Promesas de nuevas visitas de estrellas de rock, pero pórtense bien.

Unknown dijo...

Yo estuve ahí en medio del campo sentado en la tierra a20mts del escenario con las porterías a los flancos viendo como volaban sobre uno los sacatazos hacia las personas que osaban pararse y me di cuenta de que unos batos locos se habían subido a la parte alta de una de las porterías viniéndose abajo y callendo sobre los más cercanos tal vez deep purple decepcionó bastante pero black Oak Arkansas me dejó un buen recuerdo de la noche saludos a todos los que fueron a ese concierto hace 40 años

Unknown dijo...

Yo también estuve ahí, lo que me molestaba como a muchos es que los presentadores estaban friege y friege con eso de "siéntate, no te pares, pórtate bien o no habrá más conciertos coo éste, etc.", y luego los Dug's Dugs tocan como dedicatoria a la gente la canción de "Gente Estúpida" y que le aventamos su mauser, jee,jee. Hasta eso que los falsos Purples le echaron ganas y luego hicieron cantar a la gente con la de Humo en el Agua, en fín. Saludos!